//NARANJEROS RADIO
Compra Tu Abonado

Más equipos infantiles viven la Experiencia Naranjera

Prensa Club Naranjeros de Hermosillo: El Estadio Sonora recibió la gran visita de seis equipos de las ligas infantiles que resultaron ganadores de la convocatoria Experiencia Naranjera la semana anterior en la que el béisbol se apoderó de la capital sonorense.

IMG_7793 IMG_7795

De martes a domingo, la casa de los Naranjeros de Hermosillo albergó las series ante Tomateros de Culiacán y Yaquis de Ciudad Obregón y los peloteritos de la Liga Norte, Cachorros de Mátape, Rieleritos de Empalme, Liga Kino, White Sox de la Liga Unison y la Liga Inditos de Granados pisaron el inmueble naranja con una inmensa sonrisa.

25101864858_7c18a12d1e_z 38973036041_559a4f2084_z

Desde su llegada al parque de pelota, los pequeños mostraron su alegría y durante el recorrido que tuvieron por toda la explanada principal la emoción los llenó por completo. En bleachers hicieron su primer descanso para platicar sobre el rey de los deportes y conocer un poco más de la historia de los dieciséis veces campeones del béisbol invernal.

Posteriormente, caminaron hacia la parte de la primera base y el jardín derecho, donde pudieron convivir con jugadores de la Escuadra Naranja como Irving López, Efrén Navarro, Alex Flores Carrillo, Édgar Torres, Jason Bourgeois, Domonic Brown, Roberto Ramos, Jasson Atondo, entre otros.

38232027234_5a0ec6a6b6_z 38906304071_60d4286d2e_z 38211208754_52e55e96aa_z

IMG_7415 IMG_7418 IMG_7432 IMG_7448

Decenas de firmas de autógrafos y fotografías se tomaron los peloteritos para llevarse de recuerdo de esta gran Experiencia Naranjera, la cual no terminó ahí. Los pequeños pasaron al campo para escuchar las estrofas del Himno Nacional Mexicano en la ceremonia previa al arranque del encuentro al lado de sus jugadores favoritos y el cuerpo técnico.

38973025521_eb20c5618d_z 27129747109_8699c9ed4e_z

 

También, la mascota de los Naranjeros de Hermosillo, Beto Coyote, saludó a cada uno de los integrantes de las novenas infantiles en sus butacas mientras se desarrollaba el juego y la felicidad se pudo notar a simple vista.